Es de vital importancia tener en cuenta que para que tu coche tenga un excelente desempeño la correa de distribución debe estar en buen estado. Para hacer el cambio de la misma necesitarás un  mecanico coches experto, puesto que es una de las reparaciones más difíciles que tendrás que hacer en tu coche.

Sin embargo, antes de hacer el cambio surgen algunas preguntas que pueden ser completamente válidas y que he recogido en este post. Así que, si te interesa conocer más acerca de la correa de distribución, te invito a que sigas leyendo este post, te aseguro que no te arrepentirás.

Preguntas frecuentes sobre la correa de distribución

Puede que tengas muchas dudas sobre la correa de distribución, dentro de las dudas más comunes que tienen la mayoría de propietarios de coches están:

¿Cuándo se debe cambiar?

La correa de distribución tiene una vida media de 100.000 kilómetros, que es lo que recomiendan los fabricantes como una duración estándar. En todo caso, debes asegurarte de tener siempre en cuenta este límite, puesto que si no haces el cambio podrías sufrir graves consecuencias en el motor.

Siempre es mejor evitar que la correa se rompa, motivo por el cual, es indispensable hacer el cambio cuando es necesario.

¿Puedo hacerlo por mi cuenta?

Esta es una de las reparaciones más complejas de hacer en cualquier coche, porque se debe tener mucho cuidado y una precisión milimétrica. En caso de que llegues a cometer un error, podrás dañar la correa nueva, haciendo que tengas que gastar mucho más dinero.

En todo caso, se recomienda que esta reparación sea hecha por un mecánico experto, haciendo que tengas siempre un excelente desempeño. Asegúrate de que le mecánico esté especializado en este tipo de reparación, porque cualquier mínimo error puede conducir a un cambio de inmediato.

¿Es verdad que se debe cambiar si se pierde la tensión?

Esta es una de las preguntas más frecuentes, y la respuesta es un rotundo sí. La correa de distribución es una pieza muy delicada, la cual debe tener siempre un nivel de tensión óptimo, para que puedas garantizar que tendrás siempre los mayores beneficios.

En todo caso, aunque la correa esté nueva, si llega a perder la tensión será momento de reemplazarla por una correa nueva. Por lo tanto, te recomiendo tener mucho cuidado con esta correa, porque podrías dañarla y tener que cambiarla de forma prematura en caso de que esta llegue a perder la tensión.